Incluso Gabriel Peluffo nos indujo a grabar en la ensalada «Graffiti» donde grabamos «El pur pero (Gustavo) Parodi y «El hueso» (Hern no quer compartir batero. Entonces se me ocurrieron dos cosas: cambiarme el nombre y ponerme una peluca y lentes negros para tocar con Los Tontos. Ah surgi Trevor Podargo.

Sí, sin dudas, somos sólo tres y de repente hay un bache de letra, de algo, no sabés a quién le toca y buscás en el fichero para ver si sos vos o rogás que alguien te salve. Pero si uno se equivoca y otro no sabe, sólo queda un tercero para solucionar el problema. Eso me tiene un poco apabullada.

Tampoco se informo a la gente de la carrera profesional del Dr. Serra , que posee 2 especialidades medicas, anestesiologo e intensivista, que tiene mas de 23 a en la profesion, que intervino como anestesista en mas de 12.000 intervenciones quirurgicas de ni con todo tipo de malformaciones del BPS, y que detr de el tambien hay una familia que esta sufriendo . Etc.

Estas dos condiciones, con definiciones más o menos amplias, ya integraban acuerdos anunciados en el pasado y jamás se han cumplido. En la mayoría de casos los ceses de hostilidades se desmoronaban a las pocas horas entre acusaciones mutuas de falta de compromiso. Fruto, además, de la multiplicidad de grupos armados y orientación política que componen los frentes, sobre todo los opositores.

Derribó el cuajado sexto. Pedro Lara puso un par de enorme exposición. Brindó al público Fandio. Es que venía de obtener otro concurso de novela policial. Ahora reincide. Su novela «El último milagro» acaba de quedarse con el Concurso de Novela Negra, el premio que en la Feria del Libro entregaron la Editorial Del Nuevo Extremo y el BAN, el festival del rubro que se organiza en la ciudad de Buenos Aires.

El escribir acerca de mi madre, trae a mi memoria algunos acontecimientos que tal vez valga la pena mencionar. Ella era hasta cierto punto ps y a menudo ve a mi hermana que hab muerto unos dos o tres a antes. Ambas conversaban, y hab un lugar especial en el jard al cual mi hermana acostumbraba venir.

Los serbios, orgullosos y experimentados, esquivaron esta provocaci persuadiendo a los sospechosos de nivel m bajo en el escalaf a que se entregaran voluntariamente. Sin embargo, eso no era suficiente. Para enfurecer a los serbios, el Tribunal de La Haya, controlado por Estados Unidos, recurri a los secuestros ilegales para incitar a la guerra.

Consultado por el «panquequismo» en los Tribunales Federales de Comodoro Py respecto al posible cambio de Gobierno, consideró que «es el lugar en donde más se ve» que haya jueces y fiscales que quieren «acomodarse al calor del Gobierno de turno». «Puede haber algún juez o fiscal que quiere acomodarse al calor del Gobierno de turno. Los jueces que quieren ser independientes tienen esa posibilidad de hacerlo», agregó..